Unas breves indicaciones de Sinacio explicando la dinámica fueron suficientes para que todo el público se implicará en crear el Mannequin Challenge improvisado con más público en Madrid.

Con una seña, Leo Harlem, Sinacio y Sergio Olalla quedaron petrificados al igual que el público que llenaba el patio de butacas consiguiendo que los espectadores y técnicos se convirtieran no sólo en cómplices sino en protagonistas de este reto.

Implicación, trabajo en equipo y buen rollo fueron las claves para lograr el reto. Y es que, en “Hasta aquí hemos llegao” además de muy buen rollo hay mucha magia: la magia que provocan miles de sonrisas